Un paseo con la suegra

La mamá de mi pareja en uno de sus viajes a Chile después de compartir, de conocernos, de reír y disfrutar de la vida me pidió que la acompañara para salir de compras.

Quería llevar unos recuerdos de su paso por mi país a su gente, por lo que el día estaba ideal para salir a compartir y tener ese encuentro a solas para ver cómo nos llevábamos.

Fue así que comenzó nuestra aventura, las temperaturas se daban a favor, pues es una mujer mayor pero muy activa.

Nuestra partida fue muy entretenida, aprovechamos de conversar y reir, pues le pedí que me contara como había sido la infancia de mi pareja y su entorno.

Hasta ahí iba todo bien, procedí a preguntarle qué es lo qué le interesaba comprar para ver por donde partíamos.

Como eran cosas típicas de la ciudad no era difícil, ya que claramente sabía por donde partir.

Mi sorpresa comenzó a agrandarse cuando llegamos a un lugar y vio aquellos souvenirs que le encantaron… los que tienen un valor bastante económico.

Continuar leyendo


Visita al teatro Colón

Como ya les había mencionado en historias anteriores, fui con mi pareja de vacaciones a Buenos Aires y ésta fue una experiencia maravillosa.

Dentro de los lugares que queríamos conocer estaba el Teatro Colón.

Habíamos averiguado y sabíamos que hacían tours para recorrer sus instalaciones.

Desde niña me ha gustado el teatro y cuando vivía en Cali y podía iba a ver obras de teatro, ballet, presentaciones de orquesta sinfónica, etc.

La verdad soy total ignorante en la materia; sin embargo, disfruto mucho de estos planes y afortunadamente a mi pareja también le gustan.

Hay algo que aún no he tenido la oportunidad de disfrutar y que me encantaría hacer y es asistir a un espectáculo de Ópera.

Ahí sí que soy súper ignorante; no obstante, me imagino que me emocionaría de sobre manera.

De hecho, ése es el motivo por el que disfruto tanto de este tipo de arte, porque me conectan con otras yo que habitan en mi en otras profundidades o latitudes más allá de lo que suelo conocer de mi.

En fin, ya me estaba yendo para otro lado jaja.

Les decía que fuimos a conocer el Teatro Colón, un lugar con historia y efectivamente al llegar nos dimos cuenta que realizaban un tour.

Lo hicimos y dentro del grupo en el que íbamos (éramos alrededor de 8 personas) había 2 que participaban y respondían las preguntas del guía o le formulaban preguntas.

No prestamos mayor atención, aunque para ser sincera, me llamó la atención, porque eso no es tan común y porque lo hacían con mucha soltura y seguridad.

El recorrido fue majestuoso, el lugar maravilloso, lleno de historia, de una energía indescriptible, de verdad que es un lugar al que volvería no una si no mil veces más…

Anduvimos por todos los pisos, el guía, un joven, nos explicaba desde el material con el que fue construido, hasta quiénes eran los arquitectos o el gobierno de turno, los primeros espectáculos, etc.

Era fascinante escucharlo.

Hasta que llegamos al palco que es la zona más apetecida del teatro por lo que le entendí al guía.

Continuar leyendo