Invierno

El resplandor de tu piel me encanta día a día, la belleza cristalina de esos ojos cautivos son los que me incentivan a continuar avanzando en este camino que día a día mejora el paisaje.

Siento tu olor a cada segundo sobre mi piel, brotando desde mi pecho y mi sentir y eso me hace sentir cada vez mas tuya amor mío…

Hoy en esta mañana helada y a la vez despejada, una vez mas amanecí en tus brazos, desperté con esa suave caricia del día a día, y es lo que mas enriquece el amarte, sentir cada gesto tuyo hacia mi, cada demostración de amor que de ti emana aflora sentimientos tan bellos lo que permiten agradecerle a la vida y a Dios por el regalo de tu llegada, por el regalo de tu amor.

Al llegar la noche miro al cielo y le pido a nuestra estrella que cuide nuestros sueños, que al cerrar nuestros ojos podamos dormirnos en un mismo sueño.

Como así también lo que cada día construimos permita recorrer la misma senda, a pesar de las piedrecillas del camino sé que juntos podremos irlas despejando.

Siempre juntos tomados de nuestras manos, permitiendo en ese camino de la vida disfrutar del encanto de sus alrededores, la magia del mar, el placer de aquellos cerros nevados, la naturalidad de cada uno de los árboles, y por qué no decirlo el brillo del arco iris, la lluvia intensa que aflora sentimientos desgarradores entre tu y yo, el sol que sonríe con un beso nuestro, la nieve…  copitos de algodón que salen de este cielo para retarnos y aprender a lidiar con los fríos intensos, para comprender que hay fríos mas fuertes como los vacíos del alma y del cual estamos ajenos y completamente bendecidos…..

Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *